viernes, 9 de julio de 2010

CLASE Nº 3: LA JERARQUÍA ESPIRITUAL

Al igual que en nuestros países y en nuestras empresas tenemos una jerarquía en la que cada uno de sus miembros ejerce un determinado cargo, así ocurre con la llamada Jerarquía Espiritual de la Tierra. Así pues la estructura de la Jerarquía Espiritual de la Tierra puede compararse a la de una gran corporación empresarial en la que siempre hay un nivel adicional de supervisión. La Gran Deidad tiene muchos asistentes de diferentes grados, encargados de cada uno de los diferentes departamentos de vida. Los Maestros Ascendidos y otros Seres Cósmicos son los ayudantes de Dios y hay un gran Ser Divino encargado de cada departamento de la vida. Algunos trabajan con la humanidad individualmente, otros en grupos, naciones, con el reino Elemental y la Naturaleza. Otros trabajan con la Hueste Angélica, pero cada quien es un especialista en Su particular campo de servicio.

La Jerarquía Espiritual de la Tierra se estructura de la siguiente manera:

LOS SIETE ELOHIM. Los Siete Elohim son poderosos Seres de Amor y Luz que respondieron a la invitación del Sol de este sistema y se ofrecieron ayudar a manifestar la Idea Divina para el Sistema, creada en la mente y corazones de nuestros amados Helios y Vesta, Dios y Diosa de nuestro Sol físico. A través de las eras, los Elohim aprendieron a usar exitosamente los poderes creativos de pensamiento, sentimiento, palabra hablada y acción, como Dios pretendía que fueran utilizados desde el principio. En un esfuerzo cooperativo, los Elohim atrajeron adelante nuestro sistema en perfecta manifestación, del cual la Tierra es apenas uno de los más pequeños planetas.

Los Grandes Devas de la Naturaleza sirven como los Siete Elohim en la creación y sostenimiento de la belleza de la Naturaleza.

Los Siete Elohim representan las actividades y cualidades mentales del Creador. Una Llama diminuta desde cada una de Sus Corrientes de Vida está anclada en la frente de todo individuo encarnado en la Tierra. Por medio de esta Llama Séptuple, los Elohim extienden Sus facultades y consciencia dentro de cada corriente de vida.

Los Elohim de los siete rayos son:

- Primer Rayo. Hércules y Amazonas

- Segundo Rayo. Casiopea y Minerva.

- Tercer Rayo. Orión y Angélica

- Cuarto Rayo. Claridad y Astrea.

- Quinto Rayo. Vista y Cristal.

- Sexto Rayo. Tranquilidad y Pacífica

- Sétimo Rayo. Arcturus y Diana.

-

LA HUESTE ANGÉLICA. Después que se creara la Tierra la Hueste Angélica fue dirigida para guardar y nutrir la naturaleza espiritual de la humanidad. La Hueste Angélica está bajo la dirección de los siete grandes Arcángeles, cada uno de los cuales irradia una de las siete Virtudes Divinas como lo hacen todos los Ángeles. Para lograr la Ascensión, se tiene que ser maestro de las Virtudes divinas de todos los Siete Rayos.

Los Siete Arcángeles fueron los primeros en ocupar los cargos de los Chohanes de los Siete Rayos de Poder Creativo. Ellos encarnan los SENTIMIENTOS de Dios Padre-Madre, así como los Elohim encarnan las cualidades MENTALES.

Los Arcángeles y sus Arcangelinas o Complementos Divinos de los siete rayos son:

- Primer Rayo. Miguel y Fe.

- Segundo Rayo. Jofiel y Constanza.

- Tercer Rayo. Chamuel y Caridad.

- Cuarto Rayo. Gabriel y Esperanza.

- Quinto Rayo. Rafael y María (la Virgen, Madre de Jesús).

- Sexto Rayo. Uriel y Doña Gracia

- Séptimo Rayo. Zadkiel y Santa Amatista.

Hace millones de años, cuando encarnamos por primera vez, un ángel se ofreció de voluntario para ministrarnos, para ayudarnos en el viaje hacia nuestra meta de expresar a Dios en una esfera de menor vibración sobre un planeta. Este hermoso Ser llamado “Ángel Ministrador”, ha servido a nuestras verdaderas necesidades encarnación tras encarnación a pesar de nuestras transgresiones y mala calificación de la energía.

Este ángel nos bendice diariamente con Sus sentimientos de Amor Divino y Gracia, ayudándonos así a mantener la paz a pesar de las aflicciones humanas. Antes de unirse con nuestras corrientes de vida, este Ángel fue entrenado en los niveles internos para este empeño específico. Por tanto, nuestro Ángel Ministrador está bien familiarizado con las tareas del individuo, es decir, para expresar las Virtudes Divinas de los Siete Rayos. Este precioso Ser angélico hizo el voto de permanecer con nosotros hasta que hayamos alcanzado la Ascensión.

Si bien los Departamentos mencionados se aplican a todo el sistema planetario relacionado con nuestro Sol, los Departamentos a continuación son aquéllos asociados sólo con la Tierra.

GUARDIANA SILENCIOSA PLANETARIA. Por encima de todos los Seres que sirven con nuestro Sol (Helios y Vesta) está la que se conoce como la Guardiana Silenciosa de la Tierra, quien tiene acceso a la Mente, al Corazón, a la Voluntad y a la Presencia de Dios. Este Ser se dirige al Señor de Mundo (Señor Gautama), quien es el que sigue en el escalafón de servicio en la Jerarquía Espiritual o Gobierno Espiritual de nuestra Tierra. La Guardiana Silenciosa de la Tierra es la Señora Inmaculata.

REGENTE DEL MUNDO. Es el Ser denominado Sanat Kumara que vino a la Tierra proveniente del planeta Venus cuando los habitantes de la Tierra habían alcanzado las profundidades mismas de la degradación, un punto que amenazaba la propia existencia de la Tierra misma en el sistema planetario. Su gran amor mantuvo el equilibrio de la Tierra.

SEÑOR DEL MUNDO. El Señor del Mundo es la Inteligencia de mayor rango sobre cada miembro de la Jerarquía Espiritual. Es la Autoridad Suprema sobre todas las actividades de todas las clases, el actual Dispensador de Los Trabajos y Poderes de la Deidad. Sirve primordialmente con los Señores de Karma y con el Instructor Mundial.

El cargo de Señor del Mundo antes era ejercido por el Amado Sanat Kumara hasta que en 1955 Gautama Buddha alcanzó el punto necesario de madurez para asumir esta responsabilidad y se convirtió en el nuevo Señor del Mundo. Está bajo la supervisión de nuestros Dioses Helios y Vesta.

BUDHA DE LA TIERRA. El nombre de Buddha es un título que se usa para designar a Uno de Gran Luz Espiritual y desarrollo. Es comparable al título de “Cristo”. El cargo Cósmico de Buddha es, por lo general, ejercido por un Ser calificado para alcanzar el Cargo de Señor del Mundo. La actual posición de Buddha la ocupa el Señor Maitreya, quien antes ejerciera el Cargo de Instructor Mundial o Cristo Cósmico.

El servicio del Buddha consiste en encarnar el Amor de Dios Mismo y sostener el Fuego Espiritual en el alma mientras que ésta esté en la atmósfera de la Tierra donde se le requiere que se desarrolle y madure. El Buddha disminuye la Naturaleza y Vibración actual del Reino de los Cielos para que esa alma no sea completamente exilada, retirándose de la Tierra la Chispa Espiritual. Este cargo fue ejercido durante incontables centurias por el Gran Señor Gautama Buddha, quien asumió el Cargo de Señor del Mundo cuando Sanat Kumara fue liberado para su regreso a Venus y su gente.

DEPARTAMENTO DEL MANÚ. El Manú es el Ser encargado de traer las razas y de aportar las condiciones para el plan concreto de cada una de ellas. Existe un Manú para cada raza raíz. Las razas raíces son siete y cada una de ellas tiene siete sub-razas. Las tres primeras razas raíces ya ascendieron en su totalidad. Actualmente hay seres humanos encarnados de la cuarta raza, la quinta raza y algunos pocos de la sexta y la séptima raza está empezando a venir. Los Manús de las razas que todavía no han ascendido son:

- El Señor Himalaya. Manú de la cuarta raza.

- Vaivaswatta. Manú de la quinta raza.

- Dios Merú. Manú de la sexta raza.

- Gran Director Divino. Manú de la séptima raza.

DEPARTAMENTO DEL CRISTO. Este Departamento es el encargado de descargar las religiones a las distintas razas y para ello ha de colaborar con el Manú, de manera que las características de la religión a dar estén acordes con el plan del Manú para la raza en cuestión y se adapte a las condiciones físicas, emocionales, mentales, sociales….en que se desarrollarán. Está a cargo del Instructor Mundial que sirve bajo el Señor del Mundo y se esfuerza en desarrollar las mentes conscientes de los pueblos de la Tierra, conectando la radiación del Buddha con las evoluciones de la Tierra. Es el Ser que inculca cada religión mundial y que usualmente sirve por un período de catorce mil años. Su servicio consiste en instruir a los sacerdotes, ministros, misioneros, rabinos (así como todos aquellos que llevan la Palabra de Dios al hombre) sobre cómo estimular los Centros Espirituales contenidos dentro de los siete diferentes y distintos tipos de humanidad. Este Cargo es ahora ejercido conjuntamente por:

- El Maestro Ascendido Jesús (Jesucristo, hijo de José y María)

- El Maestro Ascendido Kuthumi (que en encarnaciones anteriores fuera Pitágoras, San Francisco de Asís, El Rey Mago Melchor…)

DEPARTAMENTO DEL MAHACHOHAN (TERCERA PERSONA DE LA SANTISIMA TRINIDAD)

Este Cargo lo ejerce el Gran Amado MaháChohán, quien representa al Espíritu Santo (El Gran Confortador) en la Tierra, los Rayos. También es el Director de las Fuerzas de la Naturaleza y de toda la energía que se dirige a la Tierra. Es el Gran Ser que le da a cada individuo su primer aliento, y es quien lo recibe de vuelta al momento de la llamada “muerte”.

El Departamento y la Actividad Cósmica del MaháChohán vinieron a la existencia en que el primer hombre decidió experimentar con los centros creativos de sus propios pensamientos y sentimientos, y una forma que no llegó a la perfección fue concebida y exteriorizada, la cual fue la primera cadena de herencia kármica de la raza. En aquel momento, la Guardiana Silenciosa, a sabiendas de que cada causa trae su efecto y que, a su vez los efectos generan muchas causas, se dio cuenta de que en algún momento y en algún lugar se oiría el llamado de la vida por confort. En aquel día y hora se preparó el Templo Cósmico del Confort Cósmico para la Vida, el cual se encuentra en el Corazón del Cinturón Electrónico alrededor del Sol de nuestro sistema.

Fue entonces que el primer MaháChohán extrajo desde el Seno del Padre de Luz la Cualidad del Confort y, junto con el Gloriosos Querubín, crearon el Cáliz dentro del cual, a lo largo de las edades sucesivas, cada Presencia Confortadora vertió esa parte de Su Vida que dicha Presencia escogió dedicar a tal causa; y en la historia de las edades ha habido gran cantidad de estos corazones benditos.

Los Ángeles del Confort han volado todo el camino, centuria tras centuria, hasta dentro del Templo Cósmico del Confort, el cual es presidido por el Querubín cuyo servicio consiste en mantener esta Cualidad en su esencia concentrada. Aquí estos ángeles han llenado sus copas con el Confort Divino de Dios, llevándolas a los corazones que han pedido u orado por dicha Cualidad Divina; y por cada copa se llenó, desde el Corazón del Sol llegó diez veces dicha cantidad de vuelta, para que por ningún motivo se disminuya el ímpetu del Confort protegido por el Querubín.

Las actividades de las Huestes Querúbicas están particularmente comprometidas con la protección de la energía calificada, la cual ha de ser utilizada por la Inteligencia de la Deidad para un propósito específico.

Toda la energía que ha sido calificada por cierta Cualidad que será beneficiosa para alguna causa que redundará en beneficios para una raza, un planeta o una galaxia, es poseída por los Grandes Seres que le darán alma a fin de evitar que regrese al Estado Primigenio de Luz Universal. Así, cuando un Gran Ser es investido con la responsabilidad de encarnar una Cualidad de la Deidad y cuando, a través de su Propio Ser, despierta una cualidad así en cualquier esfera, un miembro de la Hueste Querúbica se ofrece de voluntario para sostener esta energía extraída, concentrada y calificada. Ésta, junto con toda la energía contribuida por aquellas corrientes de vida que el Patrocinador haya podido interesar en una causa similar, se convierte en el ímpetu que crece hasta que llega la hora de la consumación. Entonces a través del Centro Cardíaco escogido para ser el canal para su liberación, el ímpetu acumulado de las eras fluye y la vida de un planeta o de una galaxia se enriquece así. El cuidado de esta energía hasta tanto no llegue dicho momento corre por cuenta del Gran Querubín.

Nunca, ni por un instante, estos Seres se desvían de este servicio concentrado a la vida. Es casi imposible para la mente humana concebir una devoción así de constante, paciente y enfocada en un solo punto; y, sin embargo hay Seres pertenecientes a este sistema y otros que han prestado servicios de esta clase durante billones de años. Con el tiempo ellos llegan a ser Guardianes Silenciosos de universos, sistemas de mundos y galaxias. Los pequeños elementales que contienen el patrón de una flor durante su comparativamente corta existencia en una estación en particular, y los grandes Devas que sostienen el patrón de un nogal o de los pinos gigantes de California por cientos de años son ejemplos, en el Reino de la Naturaleza, de este servicio a la Vida.

DIRECTORES O CHOHANES DE LOS RAYOS

Un Chohán es un Maestro Ascendido que está a cargo de cada uno de los siete Rayos. Cada uno de los siete Rayos irradia ciertas virtudes Divinas a la Tierra (Amor, Sabiduría, Fe…..). Una vez cada dos mil años un nuevo Rayo predomina sobre la Tierra y mientras gira la Rueda Cósmica que son 14.000 años ( 2000 por cada Rayo ) el Chohán ( Señor ) que es el representante del nuevo Rayo se convierte en la Autoridad Cósmica para la evolución del planeta y toda vida durante ese tiempo.

Los Directores de los siete rayos son:

- Primer Rayo o Rayo Azul. Maestro Ascendido el Morya

- Segundo Rayo o Rayo Dorado. Maestro Ascendido Lanto

- Tercer Rayo o Rayo Rosa. Maestro Ascendido Pablo el Veneciano.

- Cuarto Rayo o Rayo Blanco. Maestro Ascendido Serapis Bey

- Quinto Rayo o Rayo Verde. Maestro Ascendido Hilarión.

- Sexto Rayo o Rayo Oro-Rubí. Maestra Ascendida Lady Nada.

- Séptimo Rayo o Rayo Violeta. Maestro Ascendido Saint Germain que es también el Rey de la Era de Acuario en la que nos encontramos actualmente.

EL REINO ELEMENTAL. Al principio cuando la Tierra fue creada, el Reino de la Naturaleza la embelleció. Bajo la supervisión de la amada Virgo (Directora del elemento tierra), de Amarilis, quien es la Diosa de la Primavera y del MaháChohán (el gran Señor de los Rayos), se produjeron flores, arbustos y árboles. El poderoso Neptuno (Director del elemento agua) creó las aguas claras y cristalinas; la amada Aries (Directora del elemento aire) produjo el aire que respiran los hijos de la Tierra. Los ángeles vinieron como custodios de las Virtudes Divinas y el Plan Divino era que los tres Reinos: Elemental, Angélico y humano, sirvieran juntos, cada uno evolucionando siempre hacia arriba hacia una mayor perfección.

Los Elementales fueron creados para SERVIR A LA HUMANIDAD a través de Su particular elemento; las Salamandras sirviendo a través del Fuego, las Ondinas a través del agua, las Sílfides y Hadas a través del aire y los Gnomos a través del elemento Tierra. Algunos son llamados Espíritus de la Naturaleza o Devas de la Naturaleza. Los Elementales son los trabajadores de la Naturaleza. Ellos pueden supervisar la creación de un jardín, de montañas, valles y lagos. El Reino Elemental evoluciona desde la más diminuta inteligencia hacia Constructores de la Forma y Devas de la Naturaleza, Elohim y Directores de la Vida elemental (aire, agua, tierra y fuego). El MaháChohán trabaja muy de cerca con el Reino Elemental.

Los Constructores de la Forma crean los cuerpos físicos de la humanidad. Ellos realizan este servicio con la amada Madre María (Madre de Jesús), quien forma el corazón. Ellos son una expresión invisible de la creación de Dios, que moldean la Sustancia Luz Electrónica dentro de un patrón etérico, el cual actúa como molde del cuerpo físico.

Antes de encarnar por primera vez sobre la Tierra, a cada individuo se le citó a comparecer ante el Tribunal Kármico. En una solemne ceremonia, fue unido con un ser elemental, llamado “Elemental del Cuerpo”. En esta ceremonia, el Elemental del Cuerpo asumió la obligación de permanecer con la corriente de vida particular durante cada encarnación en el plano físico, hasta que el individuo alcance su Ascensión.

El principal propósito del Elemental del Cuerpo es llevar a cabo diversas “funciones involuntarias” del cuerpo físico, tal como respirar, y se ocupa del funcionamiento apropiado de los órganos en el cuerpo físico. Además, este Elemental mantiene el cuerpo físico, así como los cuerpos etérico, mental y emocional en buen estado y en todas las formas, se esfuerza en hacer del cuerpo físico un templo habitable.

Tanto los Constructores de la Forma como el Elemental del Cuerpo cooperan en la creación del cuerpo físico durante el embarazo. Es mediante los efectos y uso de Su vida que estos pequeños seres suministran a la humanidad con los vestidos de carne que usan, el agua que toman, el alimento suministrado tan abundantemente, el aire que respiran y todas las cosas que se requieren para sostener al hombre en la Tierra. El Plan Divino fue que el hombre fuera SERVIDO EN AMOR y en retorno, LA HUMANIDAD IBA A VERTER AMOR, GRATITUD Y BENDICIONES de vuelta al Reino Elemental.

Los Elementales fluctúan en tamaño, desde menos de un octavo de pulgada a ochenta pies. Hay algunas ondinas de ese tamaño en los océanos. Los elementales, en su estado natural, actúan únicamente en Amor Divino. Su naturaleza es imitar o proyectar lo que ven. Son principalmente seres mentales (el-e-mental que significa “Mente de Dios”). Los niños pequeños ven a menudo (e incluso juegan con) hadas y otros seres de los elementos, por lo cual (si lo divulgan) son usualmente castigados por sus padres y otros.

Los elementos son cuatro: Tierra, Aire, Agua y Fuego.

Los directores del elemento Tierra son Pelleur y Virgo y los seres que trabajan en la Tierra son los gnomos.

Los directores del elemento Aire son Aries y Thor y los seres que trabajan en el aire son los silfos o sílfides y las hadas.

Los directores del elemento agua son Neptuno y Lunara y los seres que trabajan en el agua son las ondinas.

Los directores del elemento Fuego son Helios y Vesta (que son nuestros Padres-Dioses Sol) y los seres que trabajan en el fuego son las salamandras.

EL TRIBUNAL KARMICO

Tal como su nombre indica es un Tribunal cuya misión es administrar el karma de cada corriente de vida que encarna encontrando los medios y maneras por medio de los cuales cada individuo pueda progresar espiritualmente para balancear su deuda con la vida. Nunca se le administra a ninguna corriente de vida más karma del que su desarrollo le permita expiar completamente. También es el Tribunal que una vez que el individuo desencarna le muestra como utilizó la energía de la última encarnación.

Los Miembros actuales del Tribunal Kármico son:

- Lady Portia ( Diosa de la Justicia y la Oportunidad )

- Lady Nada ( Diosa del Amor )

- Pallas Atenea ( Diosa de la Verdad )

- El Elohim Vista

- Lady Kwan Yin ( Diosa de la Misericordia )

- El Gran Director Divino ( Manú de la séptima Raza Raíz )

- La Diosa de la Libertad

Tomado de los Libros:

Los Maestros Ascendidos escriben el Libro de la Vida. Serapis Bey Editores,S.A.

Asistencia actual de la Madre María para tener niños nacidos perfectos de Werner Schroeder. Serapis Bey Editores,S.A.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada